Hector García Fernández

Un apasionado de la actividad física …, ese creo que soy yo. Mi vida gira alrededor del estudio, práctica y enseñanza de eso que llaman “ejercicio”. Vitoriano (País Vasco) de nacimiento, educado en Estados Unidos, con familia Colombiana y enamorado de mi residencia actual, Barcelona. Mi destino de futuro: queda abierto porque la vida sin cambios resulta muy aburrida.

Es al menos curioso que tras prácticamente toda una década de inversión en estudios universitarios (fisiología, nutrición, biomecánica y anatomía), incontables certificaciones (ACE, ACSM, NSCA, USA-weightlifting) y años de experiencia en el campo, todavía me sienta como un principiante lleno de dudas e inquietudes. Todo el conocimiento técnico del mundo sirve de poco si no consigo que alguien entienda el tremendo impacto que el ejercicio puede aportar a su salud, de tal manera que asuma responsabilidad por su cuerpo y practique mi programa de forma regular. Los profesionales de la actividad física disponemos del mejor producto, no obstante dado el escaso interés de la población por nuestro servicio, queda claro que no sabemos venderlo en absoluto.

Abogo por el reconocimiento social de nuestra profesión. En general, somos técnicos con mucha formación y nos reciclamos constantemente, aunque a veces veo compañeros que abandonan la ciencia y se decantan por la “teletienda” donde los gurús mandan. Cuatro maderas y unos muelles hacen un Reformer y a una bola de hierro con un agarre la llamamos Kettlebell … No hay nada mágico detrás de ningún material; la verdadera magia la introduce el profesional que entiende las necesidades y objetivos de su cliente, entiende el funcionamiento del cuerpo humano y por tanto es capaz de desafiar el movimiento con cualquier resistencia al alcance.